Claudio Filippi Ferrada

Luz

Pasan las horas,

sigo aquí sentado.

Me dan las 4 y no sé qué está pasando.

 

Ahí fuera una luz, me alumbra,

me aturde y me guía la fría filosofía de la luz al final del túnel.

 

Me levanto y la sigo, no me fio,

soy un mocoso asustado,

pensando en la muerte.

 

Me digo: “Vas a salir de esta bro”.

Me convierto en cuenta cuentos,

siento piedras, este ataúd me hiela.

 

Me acabo de despertar, no sé qué pensar,

me ahogo, y al fin escucho:

“¿Has despertado?, ya hemos llegado al final”

 

Me voy de espalda,

mi piel esta algo suelta.

Salimos del Mont Blanc,

esta me ha costado creerla.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante la lectura y la rima de tus versos amigo Claudio...
    Un saludo de amistad...
    Críspulo el de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.