Joel Linares Moreno

CERTEZA

Trescientas y tantas tardes pasaron,

desde la tarde tricolor en los pechos henchidos,

desde la tarde de la incertidumbre del respiro,

desde la tarde de la angustiada esperanza,

con el sol en los ojos te juramos,

oímos tu voz en cada tambor, en cada risa, en cada llanto velado,

vimos tu zurda alzada al viento del valle,

sentimos tu aliento que aun cruza el Caribe,

como el huracán destructor, como la brisa de los inicios.

Hoy se pondrá el sol,

y mi certeza es trescientas veces más profunda

¡YO SOY CHÁVEZ!

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa la lectura y la rima de tu poema amigo La Pared del Barrio...
    Un saludos de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.