Ludvaldo

SONETO A CARLOS V

Tú fuiste honor y gloria de la España,
gran César tan sublime y tan gigante
que la apolínea lumbre viste en Gante
en fecha tan excelsa como extraña.

 

Tu espada, con muy santa y justa saña,
azote de muslimes incesante
y de torpes herejes aplastante,
de su victoria al fin los desengaña.


Que los siglos celebren tu memoria,
que no se borre nunca de la Historia
el nombre de tan bravo general,


y que tu lucha sacra y meritoria
reciba la alabanza universal,
¡oh, águila española e imperial!

 

Osvaldo de Luis

Comentarios3

  • Poemas de Camilo

    Indulgente quiero ser, estoy quieto,
    pero debo aprovechar el instante
    para advertir, cuando mandó Violante,
    que su amor le compusiera un soneto.

    De esta manera respondió al sujeto:
    Dos cuartetos deben ir por delante;
    once sílabas, que ninguna espante,
    para que en si todo quede completo.

    Por esta ilusión que está disfrutando,
    según él, llegaba con pie derecho,
    dando comienzo al segundo terceto;

    en este discurrir se iba alegrando,
    cuando vio su trabajo tan bien hecho.
    vio tan claras las reglas del soneto.

    Poemas de Camilo

  • El Hombre de la Rosa

    Muy hermosa la lectura y la rima de tu poema amigo Ludvaldo...
    Un saludos de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

  • Ludvaldo

    Muchas gracias, Miguélez.

    PS: yo ahí veo sinéresis, ¿qué quiéresis que te diga?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.