Seutónimo

Kika

 

Dulce miel que mis labios buscan,

palabras en la noche escritas,

tentación que vive arriba

soplo que a mi vida aviva.

 

Corazón aún no encendido,

Miedo de perderte que me roe las entrañas,

sin poder siquiera besarte,

de decirte adiós,

sin haber llegado a amarte.

 

Princesa de un cuento de hadas,

adorable y complicada,

el sol acaricia tu cara,

y yo espero paciente mi turno,

quizás, tal vez mañana.

 

Somos dos gotas gemelas,

que comparten su agua clara

que se afanan en buscarse

que temen que el sol  las seque

sin haber mojado sus almas.

 

Dime corazón, quién añora tu sonrisa,

quién aguarda en tu ventana,

quién se muere por tus besos,

quién tiembla con solo tu mirada.

dime quién por ti se perdería,

quién acaricia tus noches,

quien te regala sus días,

 

Dime por qué no puedo ser yo tu almohada,

una gota de agua en tu garganta,

la luz que se infiltra en tu ventana

el suspiro que de tu voz se escapa

y temblar,

temblar, como una rama

al oírte entre susurros

que tu también me amas. 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata y hermosa ha sido la lectura de tu poema amigo Toni...
    Un saludos de amistad y afecto...
    Críspulo el Hombre de la Rosa...

  • Ayelén

    Muy hermoso, encantador. Saluditos. Ayelén

    • Seutónimo

      Gracias, corazón. Me alegro de que te haya gustado.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.