LunaCr

Secretaria

Suena mi teléfono

-Buenos días señorita Dávila, la llamada es para recordarle la cita con el Dr. Oulam, a las 3 pm, por favor llegar 5 min antes.

-Claro que si, Andrea ahí estaré, Gracias.

Cuelgo.

 

Los doctores siempre me han llamado la atención, en especial este Dr, es tan sexy, tiene un figura envidiable para cualquier hombre, ese toque varonil que atrae a toda mujer...

 

Al llegar al estacionamiento del consultorio con 20 min de anticipación para poder tener un lugar en el estacionamiento, siempre es un caos ahí, pues los demás dres también tienen muchas citas al día, pero hoy me percato de que esta casi vacío solo unos cuantos coches, que me imagino son de los dres, sin darle importancia me estaciono, apago el coche y camino rumbo a los consultorios.

La puerta automática se abre al sentir mi presencia, me da la bienvenida, pero creo que ha sido la única... 

En esta ocasión no está abarrotado de personas con mil y una dolencias, ni personas esperando su cita, quizás sea porque aún no había terminado la hora de comida de ellos, camino directo a Recepción para avisar a la secretaria que he llegado.

 

Para mi sorpresa no hay nadie en recepción, caray, decido sentarme a esperar...

Me pongo los audífonos mientras espero, entre el sonido de mi ipod escucho algo no relacionado con mi música, me los quito para saber si es del exterior o si mi ipod me estaba fallando...

El sonido provenía de un consultorio, me anime a dar un vistazo, seguí el sonido como cuando un can sigue el olor de su deliciosa comida... el sonido cada vez se hacía más nítido y me di cuenta que eran como gemidos, lo cual que erizo la piel, quizás la secretaria este teniendo una aventura con algún de los dres, me detuve decidida a regresar a mi asiento a esperar, esto me incumbía, pero no he de negar que mi curiosidad era mucha, ese morbo que nace desde la entre pierna, quizás esa tarde hablaría con algún amigo para que me fuese a visitar … Así que avance, me detuve detrás de la puerta, pose mis orejas contra la puerta… el sonido claramente eran gemidos… pero para mi sorpresa no solo eran de dos personas…

Creo que fue mucho mi peso sobre la puerta mal cerrada, así que caí dentro de la habitación…

Oh Dios mío que vergüenza, me había auto descubierto, que haría, que diría, con qué cara miraría… dude mucho en levantar la cabeza, hasta que una mano me ayudo a levantar, no quise mirar, así que una voz me dijo:

Una invitada más- dijo un hombre desnudo

Srita Dávila, creí haberle dicho 5 min antes.- dijo la secretaria igualmente desnuda posada en el escritorio, abierta de piernas para otro hombre que claramente la estaba penetrando, o eso hacía antes de que interrumpiera, como así mismo tenía en sus manos la verga de … de mi doctor…

El hombre que me ayudo a levantarme me tomo por detrás y dijo:

Venga que la invitada ha de estar mojada, srita Dávila bienvenida a nuestra orgía, me permite que la penetre? Será solamente vía vaginal, no se preocupe a quien nos cogeremos por el ano será a nuestra secretaría que le gusta culear, que dice? Todo bajo discreción no se preocupe, saliendo de esta habitación usted no sabe nada de esto.

Me quede aturdida, pero a la vez excitada, mis senos se endurecieron, sentí un calor que me  recorría todo el cuerpo, que indudablemente decía si… si quiero… así que  sin pensarlo acepte…

 

Una faena memorable, extenuante, excitante, maravillosa,

Desde ese entonces  trabajo como Secretaria de los consultorios Asulam, mi compañera y yo adoramos las horas de comida…

Comentarios6

  • Christian Vivar

    Interesante y fogoso poema. Un abrazo LunaCr

  • El Hombre de la Rosa

    La gracia poetica empapa las preciadas letras de tu prosa amiga LunaCr
    Saludos de afecto y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

  • sandor

    Me ha gustado tu humor en este bello relato.
    Sandor

  • la negra rodriguez

    Lunita no se que decirte, me he quedado sin palabras jeje.
    besos

  • PETALOS DE NOCHE

    Ándale, sexo explícito en todas sus dimensiones...,
    [Al parecer ya saliste del closeth] pero ya hace siglos, que manera de explicar las escenas y los momentos y las ganas, jajaja
    pero...,
    el final, de la secretaria y el nuevo empleo,
    y el comienzo,
    como paciente y luego como empleada, claro de dos francos, o dos lados, o dos focos, o dos fuerzas, yeah...,
    en realidad tu forma de detallar me pareció rígida y al final fluida, quizás te acomode más cuando expresas más la pasión escarlata del momento que llegar a ese momento punto "G" de todas las fuerzas orgasmicas del escritor, en tu caso escritora, llegar a ese vínculo de tus propias fuerzas y tratar de relajarte detallando todo de forma que pueda dejar con cara de sorpress u intriga al lector, en sí me pareció buena tu relato...

  • Thenamora

    Exitante relato tienes mucha creatividad, leerlo fue un placer!
    Te dejo mis saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.