Smooth

Todo era sencillo.

Como te pienso en este instante

con aquel vestido rojo

y tú andar sincero

como la mañana que caíste

sobre el rocío fresco de las flores

palpitabas como si el sol

hiciera nuevo tu latido

jugabas conmigo

escondida entre el trigo

te delataban los saltamontes

y risueña te encontrabas conmigo.

 

Todo era sencillo

tú, yo, el campo, las ilusiones…

todo eso y el sol de testigo.

 

Oh! que tardes, los atardeceres contigo

que preciso era al buscarte

cuando asomaba la noche

veía tu silueta coqueteando en la ventana

mis manos esperaban tu cintura

para que llegase a segar el frio

con tus labios partidos

y tus mejillas de durazno

el tecolote cantaba

y la distancia entre nosotros

se rompía con un beso.

 

Todo era sencillo

tú, yo, la oscuridad, la querencia…

todo eso y la luna de testigo.

 

Recuerdo aquel ciruelo en que trepábamos

y el día en que caíste de una rama

vergonzosa, me mostraste la pierna

te lleve a casa, tu madre me corrió a palos

diciendo que era una mala influencia

te extrañe tanto, corriendo, saltando

de aquella piedra bajando al rio

donde ahí también el deseo nos hizo uno

sentimos todo, menos frio

con el croar de las ranas

aquella vez fuimos dos desconocidos.

 

Todo era sencillo

tú, yo, el caudal, el amor…

todo eso y las estrellas de testigo.

 

Comentarios2

  • Christian Vivar

    Buen poema Smooth! La sencillez es la pobreza más rica. Saludos de amistad, poeta.

    • Smooth

      gracias, por tu comentario y tu tiempo... saludos.

    • El Hombre de la Rosa

      La gracia poetica empapa las preciadas letras de tu poema amigo Smooth
      Saludos de afecto y amistad...
      Críspulo el de la Rosa...

      • Smooth

        gracias Master... que bueno tenerlo por aquí... saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.