Quetzalli

Dormir Contigo

Es curioso; Hace tiempo, adoraba desvelarme platicando contigo, frente a frente o viendo el techo de mi habitación, escuchando todas esas viejas canciones.
Te besaba, te abrazaba en el momento menos esperado, me besabas, me abrazabas, en el momento más preciso.

Bastaban un par de palabras para quitarte la ropa, a veces, solo bastaban este par de manos.

Jugaba entrelazando mis dedos en los tuyos, nos metíamos bajo las sabanas y el tiempo corría de prisa, adoraba verte dormir y escuchar solamente tu respiración.

Hoy... Bueno hoy tengo miedo de meterme en esas sabanas, hace mucho, mucho tiempo no habitas en ellas, mis desvelos no son a falta de sueño, son a falta de no poder dormir contigo.

Te extraño, extraño la persona que solías ser conmigo, y extraño las noches en las que soñábamos en la misma almohada, pero no te preocupes, yo tampoco quiero que esas noches vuelvan, solo las extraño, pero en la actualidad, no quiero dormir con alguien que no cree en nada de lo que yo represento, porque en la actualidad; no dormirías conmigo, dormirías con mi cuerpo. 

Comentarios1

  • el poeta del abismo

    Hermoso y profundo, me ha gustado bastante.
    Saludos de amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.