Cruz (El Oso Del Amor)

DEJEMOS

Dejemos que la luna nos siga en la cama,

que las rosas sean nuestras sabanas,

que el vino nos quite la ropa,

que nuestros cuerpos se enciendan,

que nuestras almas gocen sin cesar,

que las velas san testigo ganas emanadas,

que al despertar mires cuanto te he de amar…

 

Dejemos que nuestras manos se deslicen solas,

Que las bocas remojen cada poro con la lengua,

Que las piernas sostengan nuestras acrobacias,

Que los labios hagan caminos sin ser vistos,

Que los abrazos abracen  cada gemido o suspiro,

Que los pechos se junten formando un solo latir,

Que los cuerpos se fundan piel con piel hasta el amanecer,

Que al despertar mires cuanto te he de querer…

 

Deja que el amor haga de los dos una sola unión,

Mientras yo te amo eternamente con el corazón,

Cuando hagamos el amor, hagámoslo con pasión,

En cada acto del placer de hacer el amor beberé de tu yo,

Mientras yo te hare disfrutar del hombre que te ama sobre todo…

 

Dejemos que el amor nos haga el amor…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.