Kabalcanty

PENITENCIA

- PENITENCIA -

 

 

 

Llovía entre las piedras del arrecife

predispuesta la intuición del amanecer.

En el estallido del cielo,

caravanas afiladas de nubes gríseas

ribeteadas de un sarpullido rojizo,

aguardaban con paciencia desesperante.

Una mar de talante aceitoso,

desmayadas olas sin quejido,

le acaricia los pies dejándose,

eructándole el salazón de la brisa

y despejándole sus cabellos del cuello.

Dejó de sollozar, raudo todo,

con la escandalera de gaviotas

y sus atisbos avaros de presas.

Desde su perfil húmedo

rutilaba el derrame solar

como una historia breve e imprecisa

desmadejada al cutis de charol de las rocas.

Desde la costa sonó la vida,

tal vez un crepitar de un motor

o la pisada de una palabra desperezándose,

él resguardó las lágrimas en un pañuelo

y miró con desdén cómo aclaraba el horizonte

su línea inalterable de costumbre.

 

Kabalcanty.copyright©

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una muestra de tu magnifica pluma escribiendo poesía amigo Kabalcanty
    Saludos y amistad de Críspulo

    • Kabalcanty

      Toda mi gratitud por detenerte en mis versos, amigo Críspulo. Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.