FELINA

A DÓNDE SE FUERON TODOS



¿A dónde se fueron todos

los que habitaron esta parcela?

La casa...los aleros...las golondrinas y sus

nidos...hoy fulguran en su hastío.

 

Se deja ver la soledad, disfrazada de tormento

y las hojas secas, elevadas por el viento,

formando torbellinos que se van a perder

en la bóveda azul del firmamento.

 

Hojas de aquel árbol...del ciprés de la esperanza,

aquel arbusto que fue plantado por mi abuelo...

aquél, en el que dibujábamos corazones,

atravesados por una flecha.

 

Hoy ya el corazón no existe

y mucho menos aquel árbol,

en dónde dejé tallados algunos sueños...

sueños con la inocencia del amor pueril.

 

Tampoco está la enredadera,

la que abrazaba a los limoneros...

aquellos limoneros en flor,

florecientes con trinos de amor.

 

Los alegres cánticos del ruiseñor,

allí quedaban impregnados, con los gorjeos,

de aquellas avecitas diminutas, que si acaso,

se alcanzaban a percibir en el espacio.

 

¡A dónde se fueron todos!

Hasta el cielo, teñido de magenta, palidece,

para perderse en la bruma que cubre el sendero,

que lleva a la casita blanca... dulce y perfumada,

por los naranjos en flor...

que sólo está en mis recuerdos.

 

Hoy sólo queda una casa en ruinas,

de lo que fue el hogar de mis abuelos...

con el verdoso musgo aferrado a sus tejados,

como un hijo al vientre de su madre.

 

Sólo sopla un viento gélido que penetra en el alma

y hace arrugar el corazón de melancolía.

Hay recuerdos de felinos, correteando a sus mininas,

quedando en el aire, el eco de sus maullidos y algarabía.

 

Aún se percibe el olor a humedad,

causada por la ausencia de estío,

de los que habitaron esta comarca,

en antaño, fuera la casa de los ancestros.

 

¡A dónde se fueron todos!

Por las ventanas desvencijadas,

sólo sombras se vislumbran, en los aposentos,

las sombras que divagan

de aquellos que ya no existen,

que vinieron a recoger sus pasos

y ya no quisieron irse.

 

Hoy ya casi nada existe,

sólo el recuerdo vago de las cosas,

y una bruma espesa

que esconde la añoranza.

 

Y los recuerdos de tu amor y el mío,

que quedaron plasmados,

en las grietas de las paredes

inexistentes del tiempo,

cual si fuesen heridas recalcitrantes, en la piel.

 

Sólo queda al fondo la tristeza,

esperando que la tarde muera,

para darle sepultura,

junto a mi vida

hecha despojos.

Felina

Comentarios9

  • Effy84

    Realmente me hizo sentir en ese lugar tan inhóspito, bella manera de describir. Saludos de amistad.

    • FELINA

      Muchísimas gracias por tu lectura, este poema lo escribí cuando visité la casa de mis abuelos, después de un terremoto quedó en el suelo, al pasar el tiempo sólo se vislumbraron sus ruinas y la esencia de los que vivieron allí...Sólo Dios sabe la tristeza que sentí.
      Recibe mi abrazo fraterno.

    • Winda

      Que forma tan elegante tienes para describir la tristeza, me encantó tu poema amiga...


      Un abrazo

    • boris gold

      No hay disolvente más potente...¡QUE EL TIEMPO!.
      Te mando un beso

      • FELINA

        Gracias Boris, ese muy amable al pasarte por mi espacio.
        Te dejo mis abrazos.

      • El Hombre de la Rosa

        Un grato y hermoso placer leer tus preciadas letras amiga Felina ...
        Hermosas tus estrofas..
        Saludos de afecto y amistad...
        Críspulo el de la Rosa...

        • FELINA

          Críspulo amigo, siento enorme alegría por tenerte en mi estancia.
          Recibe mi abrazo afectuoso.

        • Enrique del Nilo

          No apagues la luz
          aún estamos acá
          acurrucados en este rincón
          al que le llamas recuerdos
          contemplando tu gracia
          al recorrer las cornisas
          con el eco inconfundible
          de tu dulce sonrisa

        • Rene Baron Ramirez

          Bella y melancólica recopilación de añoranzas y un tono que sin lugar a dudas lleva al lector por una tristeza de aquello que fue y ya solo queda en el recuerdo.

        • Raúl Daniel

          Si, amiga poetisa.. El tiempo se va llevando o convirtiendo en ruinas a todo y todos.. Así también un día, nosotros, nuestros sueños y cosas se desdibujarán de la geografía de los nuevos actores de la vida: nuestros descendientes.. Por eso dice un proverbio chino: "Planta un árbol, ten un hijo y escribe un libro".. Pienso que en alguna de estas tres maneras podremos perdurar un poco más..
          Un gran abrazo de empatía..
          R_D

        • sandor

          De profunda sensibilidad...me gusta mucho.
          Sandor

        • santos castro checa

          La nostalgia, los melancólicos recuerdos, las añoranzas del ayer, de esos gratos momentos grabados en el alma...Un bellísimo y descriptivo poema del alma, amiga Felina ¡gratísima inspiración!
          Abrazos tiernos, amiga poetisa.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.