POETA SALVAJE

Mariposa

Mariposa radiante y fogosa que hacia el cielo infinito,

Tus alas azules desprenden fragancias dulces y divinas.

 

Mariposa poseías un gran amor pero te dejo para no volver.

 

Tus lagrimas que no se ven y que no se verán cayeron desde lo alto…

Lagrimas puras llenas de ternura.

 

Mariposa de ensueño que bajo el crepúsculo  partiste dime ahora donde iras.

El fuego incremento tu luz que antes estaba oscura y te guío a un valle perdido.

 

Un lago escondido,

Cisnes de plata,

 

Te has posado sobre pétalos de hielo  y los has derretido con tu calidez eterna.

 

¿Mariposa hacia donde te guiara nuevamente este amor perdido?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.