karamnimri@hotmail.com

Pajoros diminutos

Karam.t.f.nimri(Spanish&English).

 

Pájaros diminutos.

 

No es fácil aceptarlo.

Que sea una cosa de la vida.

Una segunda fase obligatoria.

No lo podemos aceptar plenamente.

Solo subyugados a ella.

Una brutalidad que  no se escapa de ella.

Una fase impuesta.

Fase que lo traducimos a nuestro modo.

¿Lo hacemos con ayuda?

¿Lo hacemos sin ella?

Una elección dramática.

Es una fase.

Un escalón de una existencia.

Fragmento de un ciclo.

Parte de una línea.

 

Es que dejo de verte.

No oigo más voz y sonido.

No me despiertan tus noticias.

No me abruman más las demandas.

¿No sé si produjeras algo nuevo?

Estas callada.

Silencio poco explicable.

Hay que vivir con el silencio de otros.

Silencio de unos que una vez amados.

Apreciados y estaban cerca.

Ya callados y separados.

Destino y un viaje acabado.

Silencio hoy no está nada amado.

Tienes un mundo nada  explorado.

No engendras más consejos.

No guías más hacia el camino más corto.

No das besos a la enfrente.

No compartimos las mañanas.

No críticas más mis camisas.

No preguntas horas de regreso.

Las tardes ya son distintas.

Todavía pasan lentas.

Están marcadas por enigmas.

Los sitios son más confusos.

Se ven de otras formas distintas.

Estamos apartados por superficies.

Ya en el medio un misterio.

Unas preguntas y suspiros.

Verdad poco complaciente.

Una confusión concreta.

 

Estamos amando todavía.

Amando con tristeza.

Una pasión existente.

Pasión apagada.

No existe la respuesta.

No llegan notificaciones.

Es que no tienes calendario.

Solo teoría y cuerpo deteriorado.

Cuerpo ha sido hondado por aguas excesivas.

Aguas que no comparte el alma.

No quiere y no llega a mojarse.

Escapa el cuerpo y el núcleo.

Buscando aire y espacio.

Deja el cuerpo, ¿quizá para más tarde?

Vagando con electricidad aguda.

Un cuerpo de nube.

Pájaros blancos diminutos.

Nada visible.

Formando un cuerpo fantasma.

No es visible.

¿Quizá no existe?

Pájaros blancos y electrones.

Una electricidad rabiosa.

Forzada a ser misteriosa y alma.

Alma en fuga del cuerpo.

Tolera mejor distancias y nubes.

Capas y entre capas.

Teorías agradables y convenientes.

Tolerancia de acto brutal.

Y  fin de segunda fase.

Acomodarse como una cosa viva.

Réplica exacta de una vida.

Que una vez estabas viva.

Disfrutar de té y vino.

Que una vez tuviste eco y sonido.

Gritos y consejos.

Miradas de madre.

 

Quedaron todos sin ella.

Regalo sensible y precioso.

Regalo que no dura para siempre.

Quedaron sin calendario de madre.

Pasión y suspiros de ella.

Amor y su lamento callado.

Desatados sin enlace.

Sin un núcleo aglutinante.

Quedaron solos con preguntas.

 

Quedo la casa sola.

Sigue el portal blanco.

Sigue la misma pintura.

Sigue la llave puesta.

Sigue el patio sin eco.

Siguen todos con calor disminuido.

Las puertas con frio.

No habido calor necesario.

Se escapó el calor de casa.

Solo el frio resistente.

Eco de palabras y miradas.

Miradas de no saber qué hacer.

Fotos con marcos sin calor.

Imagen y rasgos y nada más.

 

Es fase de una existencia.

Segunda y una teoría posible.

Agradable que pudiera ser cierta.

Una estación y camino largo.

Sin luz y grito de nacimiento.

Misteriosa y poco clara.

Donde vuelen los pájaros blancos diminutos.

Escapan del cuerpo y núcleo.

Sin mañanas y días sin calendario.

 

17/01/2014

Pájaros diminutos.

Karam.

Derecho reservado del autor.

Karam.t.f.nimri(Spanish&English).Google.

Karam.t.f.nimri@hotmail.com

Karamnimri2003@yahoo.com

Karlos Barbara Salvalobos.              Facebook.

ksalvalobos@gmail.com

 

 

 

Karam.t.f.nimri(Spanish&English).

 

Pájaros diminutos.

 

No es fácil aceptarlo.

Que sea una cosa de la vida.

Una segunda fase obligatoria.

No lo podemos aceptar plenamente.

Solo subyugados a ella.

Una brutalidad que  no se escapa de ella.

Una fase impuesta.

Fase que lo traducimos a nuestro modo.

¿Lo hacemos con ayuda?

¿Lo hacemos sin ella?

Una elección dramática.

Es una fase.

Un escalón de una existencia.

Fragmento de un ciclo.

Parte de una línea.

 

Es que dejo de verte.

No oigo más voz y sonido.

No me despiertan tus noticias.

No me abruman más las demandas.

¿No sé si produjeras algo nuevo?

Estas callada.

Silencio poco explicable.

Hay que vivir con el silencio de otros.

Silencio de unos que una vez amados.

Apreciados y estaban cerca.

Ya callados y separados.

Destino y un viaje acabado.

Silencio hoy no está nada amado.

Tienes un mundo nada  explorado.

No engendras más consejos.

No guías más hacia el camino más corto.

No das besos a la enfrente.

No compartimos las mañanas.

No críticas más mis camisas.

No preguntas horas de regreso.

Las tardes ya son distintas.

Todavía pasan lentas.

Están marcadas por enigmas.

Los sitios son más confusos.

Se ven de otras formas distintas.

Estamos apartados por superficies.

Ya en el medio un misterio.

Unas preguntas y suspiros.

Verdad poco complaciente.

Una confusión concreta.

 

Estamos amando todavía.

Amando con tristeza.

Una pasión existente.

Pasión apagada.

No existe la respuesta.

No llegan notificaciones.

Es que no tienes calendario.

Solo teoría y cuerpo deteriorado.

Cuerpo ha sido hondado por aguas excesivas.

Aguas que no comparte el alma.

No quiere y no llega a mojarse.

Escapa el cuerpo y el núcleo.

Buscando aire y espacio.

Deja el cuerpo, ¿quizá para más tarde?

Vagando con electricidad aguda.

Un cuerpo de nube.

Pájaros blancos diminutos.

Nada visible.

Formando un cuerpo fantasma.

No es visible.

¿Quizá no existe?

Pájaros blancos y electrones.

Una electricidad rabiosa.

Forzada a ser misteriosa y alma.

Alma en fuga del cuerpo.

Tolera mejor distancias y nubes.

Capas y entre capas.

Teorías agradables y convenientes.

Tolerancia de acto brutal.

Y  fin de segunda fase.

Acomodarse como una cosa viva.

Réplica exacta de una vida.

Que una vez estabas viva.

Disfrutar de té y vino.

Que una vez tuviste eco y sonido.

Gritos y consejos.

Miradas de madre.

 

Quedaron todos sin ella.

Regalo sensible y precioso.

Regalo que no dura para siempre.

Quedaron sin calendario de madre.

Pasión y suspiros de ella.

Amor y su lamento callado.

Desatados sin enlace.

Sin un núcleo aglutinante.

Quedaron solos con preguntas.

 

Quedo la casa sola.

Sigue el portal blanco.

Sigue la misma pintura.

Sigue la llave puesta.

Sigue el patio sin eco.

Siguen todos con calor disminuido.

Las puertas con frio.

No habido calor necesario.

Se escapó el calor de casa.

Solo el frio resistente.

Eco de palabras y miradas.

Miradas de no saber qué hacer.

Fotos con marcos sin calor.

Imagen y rasgos y nada más.

 

Es fase de una existencia.

Segunda y una teoría posible.

Agradable que pudiera ser cierta.

Una estación y camino largo.

Sin luz y grito de nacimiento.

Misteriosa y poco clara.

Donde vuelen los pájaros blancos diminutos.

Escapan del cuerpo y núcleo.

Sin mañanas y días sin calendario.

 

17/01/2014

Pájaros diminutos.

Karam.

Derecho reservado del autor.

Karam.t.f.nimri(Spanish&English).Google.

Karam.t.f.nimri@hotmail.com

Karamnimri2003@yahoo.com

Karlos Barbara Salvalobos.              Facebook.

ksalvalobos@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Enormemente extenso y bello tu soberbia manera de versar estimado amigo Karam
    Saludos de afecto y amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.