manel

324 - Evitando pensares

 

324 - Evitando pensares.

 

 

Y tengo pensares permanentes,

y los aparto, y los guardo en lo escondido de la mente,

y vuelven, y vuelven,

y entonces, arranco piedras, esas que apiladas esperan algún día ser muralla para

pensamientos que se escapan.

 

Y se me cuela por los peñascos,

y corriendo planto bellas flores que no puedan ser pisadas,

y entonces vuela suspendida de nubes blancas,

y me escondo de sus miradas,

haciéndome caverna de las montañas.

 

Y se oculta entre peonias, en roquedales,

y se hace  riachuelos de aguas claras,

y penetra lentamente en las vaguadas,

y corretea buscándome por las cuevas,

y yo me dejo inundar por sus maneras.

 

Y huyo corriendo por el bosque,

y por la pradera, por la tundra desierta,

y me retuerzo en las zarzas que me apresan

y grito los miedos de mis carencias,

y escribo mis sentidos, poniéndolos en letras.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.