José Manuel Reyes

Oda al cuerpo femenino

Oh mujer femenina!

Oh rosa de la creación

que tiernamente camina!

como no exaltarte

en la oración

que dirijo hoy a Dios...

 

Tus muslos  blancos

y tus ojos francos

apetesen mi desesperada

anciedad de encontrarte

desnuda... Desnuda

sobre mis brazos

que aun te esperan

en todo cazo.

 

tus colina blancas

puras renacientes;

tus fertil pubis de la vida;

Tu mente, que torturo

mis manos sufrientes;

Tu boca, que murmuro

de mis lagrimas unidas...

 

Tu cuerpo... Cuerpo

que hizo al crepúsculo

crepúscular minúsculo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.