Enrique Dintrans A.

Los ángeles de Dios

Yo quería ir al cielo
con los ángeles cantar
la canción de las mañanas
como viento en alfalfal.

Por las noches yo rezaba
a los ángeles de Dios
les confiaba mis tesoros
en un cofre de algodón.

Y los ángeles danzaban
refulgentes de bondad
en la miel de sus canciones
yo era abeja de un panal.

El secreto de la noche
en historias yo leí
la madera de mis sueños  
se truncaba en aserrín.

Más los ángeles callaron
los demonios conocí
y por dentro de mis sueños
olvidé lo que yo ví.

Y me fui en las tentaciones
prisionero en vanidad
entre luces de ilusiones
olvide´la eternidad.

Peregrino de mis miedos
solitario me volví
repartiendo entre mis deudos
noches ciegas, mal vivir.

Esta noche meditando
como un niño en el dolor
ví los ángeles cantando
en alegre procesión.

En mis lágrimas les digo
¡hacen bien con su canción
me recuerdan que estoy vivo
y me atraen al buen Dios!  

Detuvieron un instante
me miraron desde el sol
yo sentí que me sanaban
de la mente un gran tumor.

Rafael bajó de prisa
con un cofre de algodón
que por dentro florecía
como el fuego del carbón.

Y por eso canto ahora
la divina gratuidad
de los ángeles del cielo
que protegen mi ciudad.

 

E.D.A

Comentarios2

  • tina valen

    Gracias por escribir este hermoso tributo a los ángeles.
    ojala nunca nos olvidemos de esa hermosa eternidad que nos espera si con Dios nos queremos quedar...

  • Isabella Eye Gren.

    EXQUISITAS
    UN MANJAR DE LETRAS
    ME ENCANTO,ME LO LLEVO
    UN FUERTE ABRAZO POETA.




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.