La Araña/

Sueño erótico.


Quiero hacer el amor, pero el quiero se queda en verbo,
desnudarte
y degarrarte la piel,
y quedo clavado en la soledad,
dándome cuenta que solamente eres un sueño,
¿Quién escucha mi ruego?
¿Quién me hará compañía?
quién hará de mi noche una muerte y despedida
o sino tendré que invocar a "Manuela"
otra vez usada, otra vez tildada de entre lo físico
sin corazón, insensible, sin piedad
torturándome hasta que mi ansiedad
se marchité entre los deseos de un pujante sexo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.