Liaazhny

Uno de tantos

 Ya muy entrada la noche se escucharon unos pasos, entraste a la alcoba,con paso lento te acomodaste en la cama, hablabas, cerré los ojos, sentí delicadas caricias en los tobillos, las piernas, por mi abdomen, besaste suavemente todo mi cuerpo, saboreamos los besos más dulces e intensos que perdimos el aliento. Me provocaste las más bellas sensaciones, no resistí más y volqué todas mis pasiones, y a punto de terminar, se asomarón los primeros rayos de sol por la ventana...sonó el despertador. 
D.R. 66ARCOIRI

Comentarios1

  • Raúl Daniel

    Qué lindo tu sueño! Suele sucederme lo mismo, pero en mi sueño es una mujer la que aparece..
    Un abrazo fraterno desde Paraguay..
    Raúl Daniel

    • Liaazhny

      Hola Daniel, bienvenido este rincón enamorado, gracias por tu visita.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.