Juan de Marsilio

No todavía

Una tristeza absoluta
pero no exenta de belleza
y por eso mismo
más dolorosa
(y adictiva,
también).

Un territorio silencioso y blanco,
frío pero sin vientos,
sin ruidos ni presencias
que sugieran sentidos
a tanta soledad.

Un extraño sentirse
no en medio de eso, no,
porque la infinitud no tiene centro
- y si lo tuviera,
qué iba a ser uno el centro de tal desolación,
si uno es menos que nadie,
si uno acaba nombrando, cuando quiere nombrarse,
al más desconocible de los desconocidos -
no en el centro de toda esa nada
sino llevándola siempre
como guardada en el pecho.

Y Dios,
que de vez en cuando
tira finísimas cuerdas de luz
hasta el fondo del pozo sin fondo,
para que uno, si quiere, las aferre,
haga un esfuerzo
y asome sobre el borde los ojos, la nariz
(al menos por momentos)
y pueda no morirse todavía.

Comentarios3

  • Dulce condena

    Una tristeza absoluta pero no exenta de belleza
    Es una hermosa frase aplicada a muchos momentos en la vida,
    y es verdad que cuando caemos se revela un rayo ya sea de valentía o de esperanza y nosotros decidimos si lo tomamos o no.

    Un abrazo y muy bello tu poema

  • El Hombre de la Rosa

    Tu pluma engarza con maestria tu genial poema amigo Juan de Marsilio...
    Grata la lectura de tus letras...
    Saludos y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...

  • PETALOS DE NOCHE

    mmmhmmm

    -es vacío-

    cuando llega el momento, no es silencio, sino que, cuando llega el momento, es vacío, y Dios, siempre se espera algo de él y él espera algo de nosotros, se queda esperando una eternidad...,

    -los poemas son monólogos- y las prosas también, bueno a mi tu expresión me parece prosa con estructura de poema, y me gusto, aunque se pierda todo el ánimo, y se llegue a anclar un extraño y complejo sentimiento en el pecho, no queda más que remorderse los dientes y despertar..., evocas una reflexión frente a la pérdida de ánimo pero algo, una luz hace cambiar su dirección, buena expresión literaria...!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.