liros

La cara de un viejo a su amante joven. (fragmento)

 

 

...Y quisiera que estuvieras aquí, niña amante de flores, para que con tus ojos coloreados con las sombras de sonrisas, decoren con el amor mas bello la tumba que me acabo de construir...Tu sabes donde vivo, pues cuando estuviste en mi cama, mi cuerpo bailó en las carreteras de tu alma, guiándote al destino de nuestras cabañas...


Y tu sabes mi vejez, pues ¿cuántas soledades me abras llenado con el recuerdo de tu imagen en mi ojo?. ¿Por qué hiciste esto conmigo? yo tan viejo, queriendo darte mi juventud. Pero no hay más, solo esperar que con tu mano diga tocando mi frente: vete acariciando a la muerte, pues cuando yo llegue acariciando a el muerte, estaremos en los mismos años...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.