Diaz Valero Alejandro José

Sorpresa en la fiesta (Humor)

Me fui una noche

a una fiesta,

era familiar

y muy modesta.

Se bailó con discos

no con orquesta;

no había langostinos

ni tampoco croquetas,

solo había maníes

y otras cosas de esas

papitas y tostones

caramelos y chupetas

y varias bandejas

con diversas galletas,

con crema de sardinas

de extraña receta,

que cualquiera al comerla

diría: ¡Qué Cresta!

y pensar que los anfitriones

tienen hasta empresas

y están todo el tiempo

con la moda francesa,

y no compran guineos

solo manzanas y fresas

y tienen hasta fotos

con miembros de la realeza;

y entonces nos salen

con la fiesta esa,

dándonos a todos

una gran sorpresa.

No había ni sillas

tan solo banquetas

y unos tarantines

que tenían por mesas.

Unas cortinas

cuyo olor apesta

y el retrete ¡Qué horror!

Sucia la poceta,

las baldosas mugrientas

de forma muy puerca;

y colgadas en la ducha

varias pantaletas.

Creo que con esto

se les cayó la careta

y eso que la fiesta

la hicimos de colecta.


Autor: Alejandro J. Díaz Valero 
Derechos de Propiedad Intelectual Reservados
Bajo el No. 1312289691749
Maracaibo, Venezuela.

Comentarios3

  • lulupa

    Jajaja !! Que forma tan divertida y agradable de describir una situacion no tan incierta.

  • FELINA

    Tacaños miserables jajajjajajajajajajajjajaja, me divertí bastante con tu poema.
    Un abrazo de mi para ti, querido poeta.

  • El Hombre de la Rosa

    Tu bella pluma engarza con primor tu genial poema de humor amigo Diaz Valero...
    Grata la lectura de tus letras...
    Saludos y amistad...
    Críspulo el de la Rosa...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.