MEVE

Holograma.

Todas las noches
se proyecta un holograma
sale de mi mente y de mi corazón,
roza mi cara y mis ojos lo ven.

Ven, a una mujer libre,
alegre, humilde e inteligente;
algo imposible, algo intangible.

Las flores admiran su belleza,
las montañas inconquistables
admiran su fuerza,
las naciones esclavizadas
aman su libertad.

Una mente prodigiosa
reviste a esta mujer,
una mente capaz de hacer
que este hombre se vuelva
su discípulo.

Cuando el viento toca su rostro,
su cabello se alborota
y mi corazon se asombra.
Admirada por miles,
conquisatada por uno.

Alguien tan compenetrada con este ser
que su mente hace que este hombre
llegue al eden...

Ama a su Dios, lo quiere a montones
le enseña a este hombre como debe
amar sin razones.

Saca el miedo del corazón,
limpa el polvo que nubla la razón,
tiene visión y una misión.

Pero... cuando la mente vuelve del sueño,
el holograma sigue siendo holograma,
es impalpable y no te puede amar,
al fin y alcabo es solo un programa.

Luego el holograma se desvanece
y el hombre queda solo en su cuarto,
todo esta oscuro, todo esta seco,
no hay alguien y la realidad
lo golpea hasta que él logra conciliar
el sueño.... duerme tonto duerme...
que ambos sabemos que mañana
no habrá aquien dedicar este poema...

 

MEVE.

Comentarios2

  • el poeta del abismo

    Conmovedor poema de principio a fin,
    Me gusto mucho su contenido.
    Saludos de amistad

  • Paco Jose Gonzalez

    Lo segundo, a mi tambén me gusto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.