alexis hernandez

MADRE NATURALEZA

 

            BUSQUÉ LA VERDAD Y ME PERDÍ,

            EN EL LIMBO DE ESTE PLANETA.

            COMO LINCAICAINO ENTENDÍ

            A LA PODEROSA MADRE NATURALEZA.

 

           ESTANDO, EN EL INFIERNO BLANCO,

           ENTENDÍ, LO MAJESTUOSO,

           QUE ES EL CÓNDOR EN LAS MONTAÑAS,

           Y, EL ZORRO TRISTE, SIN MANADA.

 

           RODEADO DE MONTAÑAS,

           UN RÍO ERA MI AMIGO,

           Y PERSONAS QUE PASABAN

           UN MOMENTO, EN MI PUESTO.

 

           ALLÍ, CHARLABAMOS UN RATO,

           Y, EN SUS VEHICULOS SE ALEJABAN.

           CAMIONES Y CAMIONETAS PASABAN

           A TOMARSE UN CAFÉ EN PAZ.

 

           LUEGO, DE UN AÑO EXTRAÑO

           EL PAISAJE, DONDE COMENZÓ

           MI DESASTRE, MI BIPOLARIDAD,

          SEGÚN EL GRAN SIQUIATRA DR. MORAGA.

Comentarios1

  • el poeta del abismo

    Conmovedora la lectura de su hermoso poema.
    Me.agrado mucho el conntenido en cuanto a la naturaleza.
    Saludos de amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.