Raul Gonzaga

Medusa

¿Quiénes han descendido al cruel Infierno, al Hades:

Dante, Ulises, Jesús, Eneas, tú y yo? Sabes,

Es el tétrico infierno, oculto subconsciente,

Escondidos complejos que engañan a la mente;

 

Las viejas frustraciones, cabeza de medusa;

Pero sólo el espejo su fatuidad consuma;

Si el infierno pisamos vencemos sus misterios,

La niebla cederá: el ayer venceremos;

 

 Vencer a esa Medusa es reto superior

Pues mirarla de frente impone gran temor

Entonces deberemos tener raudos reflejos,

Vencer analogías, jamás mostrarle miedo;

 

Cuando ya conocidos, procuremos defensa;

Busquemos la victoria con razón, nunca fuerza;  

Limpiemos el espejo, abramos el talento

Fortalece el corazón y afronta tus secretos…

Comentarios3

  • Raul Gonzaga

    Cuánto diera para evitar el dolor a mis seres queridos: mis padres, mis hijos, mis hermanos, mis amigos; pero no es posible, cada uno tiene su medusa, su lago, ese mundo interior, tal vez no de una vida, de donde emanan las fobias, los gustos, las facultades y los temperamentos; si no entramos a nuestro Hades, con la guía de la razón, jamás venceremos a la medusa y crecerá y crecerá y se hará más y más poderosa...

  • Maria Hodunok.

    Una inmensa reflexión, poeta, ese nuestro mundo interior, que siempre tratamos de ocultar para no mostrar debilidad, lo poetizaste de manera increible, siempre es un placer leerte.

    CARIÑITOS.

    • Raul Gonzaga

      María Hodunok, gracias por tu comentario y tu valiosa opinión: la medusa es una máscara, con la que participamos en la danza de la vida y, la mayoría de las veces, en la danza de la muerte; sólo los que logran vencerla pueden contemplar el amor; saludos y un fuerte abrazo fraternal...

    • El Hombre de la Rosa

      Muy amena la lectura de tu gran soneto estimado amigo Raul Gonzaga
      Saludos y amistad de Críspulo

      • Raul Gonzaga

        Críspulo, mi gran amigo, gracias por tu comentario y por tu constancia y lealtad; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.