le renard

Espero la vida

La magnífica Gabriela ponía sus palabras

en la voz de un libro:

"He aquí niño mío, que me has hecho tu amigo"...

y el libro pedía cuidados y amor...

Me encontré de pronto cual librillo abandonado

en polvoriento estante:

las hojas resecas y amarillas como hojas de árboles de otoño...

¡Tanto tiempo olvidada!

Mas no fue menester que poeta alguno

me prestara su voz:

humana soy, no cosa inanimada,

y mi voz dice que estoy viva,

que estoy en mi Otoño, pero viva,

y que aún espero todo de la vida...

-menos la muerte-...

Sé que llegará, mas no la espero;

sé que llegará, mas no la apuro:

quedan cosas por vivir, seres por amar,

quedan divinos días con sus noches,

paisajes nuevos por deslumbrarme,

antiguos sitios donde retornar.

Entonces, nada de esperar la muerte;

no ha de llevarme a un mundo mágico

ni al País de las Maravillas:

sólo a la pura NADA !

Entonces,como dijo otro Grande:

¡Aún tengo la vida!

...mi proyecto es simple: vivirla y beberla

hasta el último sorbo.


Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Grata y linda la lectura de tu bello poema amigo Le Renard
    Saludos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.