matias.p

La primera mirada

Figuras, esculturas, muchas cosas

Pero nada comparado a la bella

Silueta que deja tu cuerpo al caminar

Al compas del pestañeo del paisaje

Más hermoso que son tus ojos

Y la bella brisa del aroma de tu cuello

Que al sentirla rozar mi nariz

Causa tal conmoción en mí

Como bandada de cisnes sobre

El bello telar de pintura

Que es el rubor de tus mejillas

Y tus labios como fruto prohibido

Con un tinte rojo apasionado

Y un sabor que siento con mis ojos

Como higo dulce y jugoso para no olvidar

Pero sigo bajando a los compas

De las notas más hermosas

Que es tu voz y al oír tus palabras

Son como sonido de pétalo al caer

Al caer a un castillo que solo existe en mí

Un castillo del cual te esperaba

Y te espero desde que te vi

Si, como no enamorarme

Si tu sonrisa como abundante

Mar de olas mágicas sobre mis ojos

Hechizaron mi corazón

Llegando a tal punto

Que mis latidos proclamaron tu nombre

Y tu cintura que yace tambaleante

Al ver caminar a tan bellas siluetas

Llegando a un fin mágico y delicado

Como no aguantar mirar

Si a ojos cerrados aparece aquel paisaje

El cual me elevo a caminar sobre nubes

Hiso ver con mis oídos, saborear con mis ojos,

Sentir con mi lengua  y escuchar con mis manos

Si tu cuello y cintura están perfectamente

Ubicado para que mis manos

Te tomen te lleven a mi pecho

Mirarte a los ojos decirte que te amo

Y besarte hasta convertirme

En un filemamaniaco de tus besos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.