ALVARO J. MARQUEZ

NO TE ESCRIBÍ 2013


No te escribí antes y ya no puedo hacerlo,
porque para siempre de mi vida te fuiste,
lo que no viste de mí ya no has de verlo
y no sabré si es que llorando me oíste.

Tampoco sabré qué impresión te di
cuando para mí tenías sabor a ausencias, `
porque si acaso creíste que feliz me sentí,
entonces fueron 365 días de apariencias.

Llegaste, pasaste y ya te marchaste,
nunca hubo la opción de detenerte,
historias muy mal escritas me dejaste
que no me hicieron alguien más fuerte.

Antes seguro estaba de que ibas a llegar
como ahora lo estoy de que no volverás,
no es extraño que tan seguro pueda estar
como igual lo estoy de otras cosas más.

¿Para qué escribirte justamente ahora,
que ya emprendiste tu viaje sin regreso?
Mi alma sonríe… o tal vez todavía llora
pero ¿cómo vas a enterarte de eso?

Fuiste un año de ausencias, eso fuiste
y ahora precisamente, muy ausente estás,
hubo muchas cosas que no me diste…
las mismas que ya nunca me darás.

El pasado con tus días de mi presente huye,
no todo en mis adentros está extinto;
espero que este año que ahora te sustituye
no tenga de ti sólo un número distinto.

No puedo escribirte aunque lo esté haciendo,
pero hablo de escribirte estando presente tú,
aunque escribo sobre ti ya no estás leyendo,
es decir, hago comida pero no ves el menú.

Porque no se me ocurrieron estas letras antes
cuando aún podías de mi sentir darte cuenta,
ahora ya no dirás presente en mis instantes
pues día tras día nuestra lejanía aumenta.

Quiero darle total vuelta a la página hoy,
sonreír o llorar sin que puedas saberlo…
Igual ya no puedo dejar de ser como soy
y mi mundo interior no podrás verlo.

Perdona que te expulse de mis pensamientos,
que de mi vida de esta manera te saque…
pero cayeron muchísimos sentimientos
cuando cayó la última hoja de tu almanaque.

Poema original de Álvaro Márquez
Venezuela
Todos los derechos reservados
8/1/2014

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Grata la lectura de tus hermosas letras estimado señor Eros
    Abrazos de amistad y afecto
    Críspulo el de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.