Ludvaldo

QUINTO SONETO A AMOR

Fuerte aunque niño y, como tal, travieso,

verdugo que las más terribles penas

y gratas ejecutas, tus cadenas

son a la vez ligero y grave peso.

 

Feliz quien de tus flechas vive ileso

y más quien agoniza porque llenas

de angustia gustosísima sus venas

y libre en tus mazmorras yace preso.

 

Odioso Amor, delicia es la tortura

de tus heridas suaves, cuya cura

eres tú mismo, alado rey divino

 

de mundanal y angélica hermosura,

arquero que, no viendo, siempre tino

tienes y vida das siendo asesino.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios4

  • wicttor

    Exquisito Soneto, bella manera de expresar el amor a través de la alegoría al amante que es capaz de luchar por todo.
    Muy Bello Amigo.

  • El Hombre de la Rosa

    Grata la lectura de tus hermosas letras de amor amigo Ludvaldo
    Saludos de amistad de tu amigo Críspulo

  • Poemas de Pepita Fernández

    HERMOSO SONETO!!!!
    ME ENCANTÓ LEERLO
    ABRAZOS

  • Ludvaldo

    Muchas gracias a todos.
    Un saludo cordial.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.