Rosa Baladron Rodriguez

EL FRÍO DE LA INDIFERENCIA

El frío de la indiferencia,

agonía matando la existencia,

como el filo de una espada

que atraviesa las venas,

dejando la sangre helada

y las entrañas sin vida.

El frío de la indiferencia,

sonrisa de soslayo de arpía,

fría y vanidosa mirada,

que congela las sonrisas.

El frío de la indiferencia,

cuerpo que tiembla

como una hoja de árbol seca,

cae y se estrella en la tierra,

pies que marchan sobre ella

o que el viento se la lleva.

El frío de la indiferencia,

confundiendo la cabeza,

ideas disfuncionadas,

neuronas que no funcionan,

los pensamientos se paran

y hace olvidar las cosas.

El frío de la indiferencia,

firmamento que choca

contra el planeta,

los volcanes explotan,

bajo los pies se abre la tierra,

la lava carboniza las palabras,

chispas de fuego que alcanzan,

rayos y truenos estallan,

desgarradas vestiduras

que eran sagradas

por el suelo pisoteadas,

vísceras de cuerpo en llamas.

El frío de la indiferencia,

palabras de estrépito,

caras rojas de cólera,

rostros pálidos desencarnados,

esqueletos caminando sigilosos,

sobre un volcán a punto de explotar.

El frío de la indiferencia

escupiendo veneno.

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    Una fuerte reflexión, poetiza, muy bien lograda, pero hiela la sangre y mas sabiéndola real, en casi todos nosotros.
    Es un encant leerte, amiga.

    CARIÑITOS.

  • El Hombre de la Rosa

    Tus hermosos versos vierten la fuerza de tu rima amiga Rosa Baladron Rodriguez
    Saludos de afecto y amistad de Críspulo

    • Rosa Baladron Rodriguez

      Gracias Críspulo por su amable comentario.
      Un abrazo.
      Rosa.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.