vlad carrasco

La Momia

Eres la Reina del Nilo,

Diosa y mujer

De este palacio con murallas de espejos

Ya no te puedes mover,

Vendas de seda cubren

Tus manos y tus pies,

 Y una mortaja blanca como la leche

Cubriendo tú desnudes

Bajo examinando cada parte de tu cuerpo

Como el sol en el desierto

Escondiéndose entre dunas color piel

Miro a tus ojos y la maldición comienza a ejercer

Soy tu esclavo ahora, y te doy placer

Aunque tus ojos, ama, no me puedan ver

La fuente inagotable, de la que me das de beber

Se expande con cada sorbo y en ella parece florecer

El nenúfar, flor cuyo aroma hace la tierra endurecer

El sudor cubre mi frente mis venas parecen enloquecer

En un rose de tus labios siento cada gota de mi alma ceder

Yo abrí tu tumba, tu lecho, profanando este día tu ser

Ahora moriré esta y cada noche perdido entre el aroma de tu piel

Comentarios1

  • el poeta del abismo

    Muy buenas lineas y buena lectura he tenido en tu exprecion, me ha encantado la mezcla entre las momias.
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.