Liaazhny

Mi Rey Mago

El Rey Mago.

 

Era un cinco de enero, un día que aunque un poco frío, pintaba bonito, papá y mamá salieron desde muy  temprano, yo me quedé a cargo de mis dos hermanitos, el día resultaba muy largo, y la espera desesperada. Esperaba a mis padres ya cansada de cuidar a mis hermanos traviesos, pero esperaba a alguien más, con mucha ilusión, y es que era ya el cinco del primer mes, y ya quería que la noche llegara pronto.

Durante el día mis hermanos y yo, limpiamos lo más que pudimos nuestro humilde calzado, buscamos un buen recipiente para llenarlo de agua para el camello, con algunas monedas fuimos a la tiendita de la esquina y compramos cacahuates para ponerle al elefante, y  a la chivita de la casa la privamos de un poco de su alfalfa para obsequiarle al caballo.

Cuando por fin regresaron nuestros padres, les contamos todo lo que hicimos durante su ausencia, mi hermanito tomó de la mano a papá y lo llevó hasta donde estaba todo lo que teníamos preparado para recibir a los Reyes Magos, él entusiasmado nos dijo que seguramente los Reyes llegarían cargados de regalos porque éramos niños buenos y obedientes.

Después de tomar café con galletas de animalitos, mamá con mucho amor nos preparó para dormir, a cada uno nos acostó en la cama que ocupábamos los tres hermanos y después de darnos un beso a cada uno, se retiró también a descansar al lado de papá.

Pasaron las horas y yo no podía dormir, daba vueltas y vueltas en la cama, hacía frío y recordaba además la recomendación de mi madre: ¡Duérmanse pronto si no los Reyes no llegarán!

¿Pero por qué no podía dormir?  Quería ver a los reyes magos, tenía cerca de ocho años y las dudas me asaltaban, de pronto escuché algunos ruidos, murmullos muy cerca de la casa, los ladridos de los perros de pronto cesaron, ¿acaso con magia los reyes los callaron?

Tuve la intención de levantarme, pero algo me dijo que no lo hiciera, se escuchaban pasos dentro de la casa, entonces me cubrí con la vieja cobija y quise ver por un agujero lo que sucedía. Algo mágico sucedió en ese instante, cerré los ojos y logré percibir que alguien se acercó a nuestra cama, sentí como arropó a mis hermanos y  lo más maravilloso, escuché que me dijo muy quedito: -Continúa siendo niña buena y dejó en mi mejilla un tierno beso, logré percibir su suave barba, era él, uno de los reyes magos.

Después de eso quedé profundamente dormida y apenas amanecía cuando mi hermanito, se levantó gritando, vengan, vengan, ¡llegaron los reyes magos y miren lo que nos dejaron!

No era sorpresa para mí, los escuché llegar, sentí aquél beso, el mismo que año con año se repetía hasta que mi padre fue llamado a la presencia del creador.

D.R. 66ARCOIRIS

05 / 01/2014

Comentarios5

  • el poeta del abismo

    Realmente muy apasionante la lectura entre sus lineas, me ha facinado leer sus lineas.
    Que nunca muera ese sentir tan maravilloso.
    Hermosas letras de principio a fin.
    Saludos

    • Liaazhny

      Gracias poeta,
      por su tiempo,
      por su letras,
      por su amistad
      Abrazos.

    • VOZDETRUENO

      Bonito cuento!!!! Que éste año algún mago rasurado inquieta sus sueños. :D

      Besos amigos

      • Liaazhny

        No leyó bien el cuento?, me gustó el beso con barba jajajaja
        Gracias amigo por su presencia.

        • VOZDETRUENO

          Si pero aquel era beso filial ... acá entre nos, porque no quiero robarle la ilusión a la niña que lleva dentro :D

        • Maria Hodunok.

          Me hiciste emocionar amiguita, muy bonito tu relato, lleno de ternura, qu lindas esas épocas, de la inocencia, yo en un rato salgo con mi nieta mayor, para que ella elija los regalitos de los mas pequeños y así, cuando vengan a mi casa los encuentren.
          Te quiero poetiza y gracias por este regalo y estas lágrimas.

          ABRACITOS DE REYES MAGOS.

          • Liaazhny

            Gracias a ti amiga por tu cariño, esos pequeños detalles hacen a los niños felices y los llevan en su corazón toda la vida.
            Disfruta de sus compañía, abrazos.

          • El Hombre de la Rosa

            Tu magnifica prosa literaria asombra al lector amiga 66Arcoiris
            Saludos de amistad y afecto
            Críspulo tu amigo

            • Liaazhny

              Gracias mi buen amigo.
              Saludos con mucho cariño

            • joaquin Méndez

              Muy linda tus letras.
              Saludos.

              • Liaazhny

                Buen día Joaquín, tanto tiempo...
                Un placer tenerte en mi espacio,
                gracias, abrazo de año nuevo.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.