Juan de Marsilio

Castillo



Tras veinte o treinta años
de acarreo de piedras y dura labor,
de sudor y sangre,
en medio de esta tierra hubo un castillo
de opresión y poder
que dominó sin visible mella
como dos o tres siglos,
que fue decayendo tres o cuatro más
y que luego, desierto, por otros cinco o seis
se fue desmoronando lentamente hasta que
tan solo quedaron estos versos antiguos
que cantan que una vez hubo un castillo
y que el viento es más sólido y duradero
que los muros de piedra y el orgullo.

Comentarios2

  • el poeta del abismo

    Muy palpitante y encantador su poema, muy expresivo y magnifico a la vez por su contenido.
    Saludos

  • El Hombre de la Rosa

    El amor que imprimes a tus versos se desborda en el papel amigo Juan de Marsilio
    Abrazos de amistad de Críspulo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.