Stefania Valle Fernández

Cuatro de Enero

Calor de medio día

risa tranquila,

sol ardiente

mirada rojiza.

Impacientes los pómulos que se sonrojan

las manos que sudan frio,

palpitaciones en el vientre

aromas frescos y crespos.

Cuatro de Enero de ondulaciones

de salsa vieja y rutina contradictoria,

buseta vieja

citadinos sin feria.

Sábado de olor a mariscos

a carretera y delirio,

calle 5 del no me olvides

sin recuerdos de hastío.

Crayón rojo

para una Cali Manhattan,

pincel azul,

para el cielo amarillo.

Escopeta, la calle del camino,

del conocido retrato

la gente de Cali con una sonrisa,

otros sin nada, otros con tinta.

Prisa de automóviles

tranquilidad transeúnte,

sol picante, 

primavera anhelante.

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata ha sido lectura de tus preciadas letras amiga Stefania Valle
    Saludos y amistad de Críspulo

  • 40

    Un poema de tan gran originalidad y sentimiento, hacia mucho que no le veía por aquí, ya se extrañaban tus letras
    Un gran saludo y un placer leerte

    • Stefania Valle Fernández

      De nuevo por acá, compartiendo, leyéndolos a ustedes que retroalimentan mi ser y mis letras.

      Un abrazo.

    • Perozo rivero Miguel Oswaldo

      Felicito tu destreza para ofrendarnos el bello retablo de tu pueblo, con los colores de una puesta sol en los ocasos. Es lindo ese lienzoque ilustra tu poética caleña. Felicitaciones....!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.