ineden

Un café para la eternidad

Te regalo;

mi pensamiento diurno.

Las imágenes del mundo

a través  de un prisma de color.

Días grises llenos de magia

Calles calladas,

con murmullos del corazón.

Rincones bulliciosos,

donde la risa es traviesa.

 

Te incito a;

Un pensamiento nocturno,

gastado entre las sábanas.

Con el vaho como pijama,

 y el perfume de mi piel

impreso en tu cuerpo.

 

Te ofrezco;

mis cálidos suspiros,

mis caricias ansiadas,

la chispa de mi mirada.

Cada recuerdo futuro,

cada vivencia presente.

Sin reservas,

sin mesuras.

 

Te concedo;

todos  mis pensamientos.

Las charlas frente al mar,

las tardes de sofá.

El abrigo del invierno,

el calor de la lumbre.

El sol desbordando  vida,

la brisa del verano.

 

Te invito a ;

Cruzar ese límite invisible

entre la realidad y lo posible.

 

Te convido a…

un café para la eternidad

envuelto en una sonrisa.

 

Comentarios5

  • Mis Sentimientos

    Cada imagen que has ofrecido es deliciosa. Me encantaron tus versos, son espléndidos, al tiempo que sencillos. Abrazos fraternos.

    • ineden

      Hay veces que nos olvidamos que la hermosura radica en las cosas sencillas de la vida.
      Gracias por tu visita y tus gratificantes comentarios...ah y feliz año. ; )

      • Mis Sentimientos

        Muchas gracias, y lo mismo para ti. Un abrazo muy fuerte y muchas bendiciones para ti en este nuevo año.

      • Eugenio Sánchez

        Excelente poema amiga me gustó mucho tu estilo

        Un abrazo desde Perú

        Eugenio

        • ineden

          Gracias Eugenio, un placer que te gustará.
          Un saludo español.

        • El Hombre de la Rosa

          El talento de tu pluma entusiasma la lectura de tu poema amiga Ineden
          Feliz entrada de este año 2014
          Tu amigo el de la Rosa

        • mariarl

          muy bello

        • santos castro checa

          Acepto ese cafecito... solo espero que tu sonrisa sea eterna, para disfrutarla en tu desbordante poesía...

          Mis sentimientos, Ineden.

          Rudavall



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.