Rossy01

Se ha ido

La muerte espera por nosotros, quien sabe cuándo o como… ¿es despiadada? O ¿eres tú, Dios del universo?


Busquemos los signos vitales de quien no decidió partir sino que fue llevado en su contra.


Razones para quedarse quedan muchas y si piensas en cada instante o segundo que pasaste con esa persona que ya no está, sientes que has muerto dentro, y que a través del tiempo, la culpa te consume  por no haber dicho ese último te amo, te extraño lo eres todo para mi….


Tantas preguntas y tan pocas respuestas en nuestra cabeza, ¡¿Por qué él o ella?! Porque mejor no ‘‘alguien más’’ ¿por qué Dios es tan cruel como para no dejar que me despida? (o simplemente no llevárselo)… Esperamos en un servicio donde todos se reúnen en nombre del fallecido para hablar respectivamente DE TODO menos de lo que os concierne. Un tipo toca la guitarra con el fin de lo que tanto nos duele, termine doliendo mas…



(Empezar de nuevo) la voz del pensamiento.




Fumémonos un cigarrillo y que se nos consuma la vida, a lo largo del tiempo, a lo largo del espacio… te encontraremos en el lugar que los ángeles tienen preparado para ti.


Las flores para el que ya está muerto, sin tenores de ofensa, las oraciones para quien ya no las puede escuchar, un perdóname a quien ya no puede respirar…. Dime ¡que es más patético!, acostumbrarse o creer que nada pasa… todos cantan el ave maría y ella no rogara por nosotros (por nadie realmente)

 

Entre líneas te busque, te necesite y no te halle. Las palabras del ayer descompensadas y por los rostros fluye agua salada

 

Once Once Trece



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.