Tromen

A veces hay que caminar

A veces hay que caminar

sin mirar el rostro de la gente.

Sólo dedicar la vista al pasto recién cortado

por un obrero cansado en la tarde;

sólo rastrear la sombra de las nubes disueltas,

sin darse cuenta de quién te saluda

y de quién habla por teléfono en el banco del hospital.


¿Para qué andar buscando personas que no conocemos?

Todos se comportan de la misma forma.

Simplemente, a veces, no hay que hablar,

sólo dedicar la vista a las margaritas

viviendo en el lecho de la calle.

Comentarios3

  • el poeta del abismo

    Psicodelica la lectura de tus lineas, encantado de leerte y certero en cada una de tus palabras.

    • Tromen

      gracias por tu respuesta, no esperaba que lo consideres psicodelico así que mejor aun. Un gran abrazo

    • Mata Hari

      Tromen...Aquí no hay que guardar etiquetas...
      Maravilloso. Saludos.
      Mata-Hari

      • Tromen

        gracias

      • anfaber

        El silencio y la observación es de sabios, yo comparto tus letras!

        • Tromen

          gracias por tus palabras. A veces uno se la pasa en silencio y observando



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.