Theo Corona

¡Qué maja!

 

 

La Maja Desnuda de Goya

Adorna el Prado jardín,

Es de una belleza sin fin

Y de una reina su gloria

 

Luce en su pernoctar postín

Como esperando a su amado,

Qué bueno que he llegado

Antes que el aquel patiquín

 

Así siempre la he soñado

En mis traviesos andares,

Y en silencio la he adorado

Con mis vehementes ardores

 

Te llevé conmigo en mis versos

A las riveras del Tajo,

Y el Río se retrajo

Al ver tus senos hermosos

 

Tu sonrisa que seduce

Al más lerdo paseante,

De lleno me introduce

En plenitud de amante

 

Y mis manos lisonjeras

Se extendieron hacia ella,

Vana ilusión de un beodo

De subrepticio indecoro

 

Los pinceles que trazaron

Tan delicado figura,

Seguramente fueron dedos

De una mano insegura

 

Tanta belleza que anida

La cuna de su aposento,

Es en verdad un tormento

Hasta para el alma más pura

 

Y ya que me han llamado

A cantar tus glorias diurnas,

Me haré ave nocturna

Para dormir a tu lado

 

Theo Corona



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.