santiago calderon

Del perdón..

Perdóname por seguir hablando

Cuando tus oídos se cerraron hace mucho,

Por esta maldita costumbre de llenar tus espacios

Con tantas necedades,

Por no resignarme,

Por no dejarte un momento cualquiera

De forma definitiva,

Por seguir insistiendo en esa utopía

De un “nosotros”.

 

Pero te quiero, y sí, es la peor de mis necedades;

Quererte de una forma real

Como si fueras algo cierto.

 

Perdóname por este anhelo, este esperarte,

Por tantos textos,

Por tantas palabras que me dejan vacio

Pero que a fin de cuentas no dicen nada.

Todas estas cosas que revientan dentro de mí

No son más que gases tóxicos

Que se escapan de la maquina

De mi corazón descompuesto.

 

Has de tomarme por maniático

Y tienes mucho de razón,

Pero crecí en medio del mundo

Y al mismo tiempo tan aislado

Que no encuentro contraste

De bondad entre un vagabundo y un sacerdote,

Ni línea diferencial

Entre un psicópata y un poeta.

Para mis todos son la misma cosa

Pero con diferente suerte.

 

Perdóname por no perdonar tu abandono,

Por recalcarte y recalcarte

Esta soledad como si fuera algo imperante,

Algo urgente.

No quiero cansarte con mis analogías

Entre cafés, tabacos e insomnio,

Seria mejor callar.

Dejar tranquilo tu recomenzar

Y ser solamente, en ti,

Esa historia que llego a tiempo,

Que duro lo que tenia que durar,

Y que, ahora, ha terminado.

Pero  te quiero,

(Perdóname por esta necedad)

Comentarios1

  • Damian Santarossa

    Que buen poema! Esta muy bueno! Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.