syglesias

LÁGRIMAS de OLVIDO


Nada puede arder en resecos labios, que lágrimas de olvido, llegando a la boca, saboreando el dolor de la derrota, mordiendo a veces, esos labios que tanto besaron sintiendo amor, la boca de la mujer, siempre amada, la misma que destrozo con desprecio, mi corazón enamorado, latientemente sobre tu desnudo y anhelado pecho, no deseando al llegar a casa, abrirme nunca más, sinceramente sus brazos, mirando con recordada pasión, mis ojos... syglesias.



Lágrimas de olvido vierte mi pobre alma
sin poder borrar mí amargura del cariño,
cuando recuerdo la tibieza de tu cuerpo
envolviendo amoroso tu alma desvalida,
mientras mi lágrima no olvidara tu amor
empapando de agua la sed al olvidarte.
****/// El Hombre de la Rosa \****


triste


Olvidar nunca es fácil,
cuando tengo herida el alma,
que hoy derrama por ti,
lagrimas amargas.
Aunque antes eran dulces,
cuando tu aun me amabas.
Hoy ya no queda en mi desprecio,
no te guardo ni rencor,
solo quedan en mi recuerdo,
besos llenos de pasión.


Borraste el camino
colmado de sueños,
del común destino
no somos sus dueños.
Por eso te digo,
aquí solo quedan. . .
Lágrimas de olvido.
De grabra.


Lágrimas que fueron torrentes
arrastrando a su paso lo que había,
ellas limpiaron corazón y mente
de ese cariño que en mi solía
ser sonrisa, y deseo ardiente
de permanecer a su lado.
Hoy ya no quedan más gotitas
de amor para ofrecerle
sólo han quedado el olvido,
y la vida por delante.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.