Nefertum

Pequeña Ángel

Si pudiese proteger tus pequeños pies descalzos!

No dejarte tropezar con la mas mínima de las rocas que encuentres en tu camino...

Cómo deseo nunca dejar de escuchar, al amanecer, tu risa inocente, 

continuar cepillando tus suaves hilos de oro...

Seguir siendo, ante tu hambrienta curiosidad, quien más conoce 

en tu pequeño mundo absurdo.

...Mi pequeña ángel!...

Siempre protegeré tus frágiles alas,

siempre conservaré la dulce y cálida sensación

de tus pequeñas manos en las mías.

Siempre serás la princesa que surgió entre las raíces 

de este oscuro vientre y habitará este cansado corazón!

 

Comentarios1

  • ELARPONERODELATINTA

    Estimado poeta:

    Siento un enorme placer al leer tu bello poema.

    Saludos cordiales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.