Jazmin Victoria

Fuerza

Tal vez el rencor, embriagó tu rutina,

y nubló tu mirada sin Dios,

y no ves ya, los colores del cielo,

ni las flores, ni el sol.

 

Tal vez la ira, se llevó a tu ángel,

y a todos los amantes de tu voz,

dejándote en pena, dolido  y sin alma,

sin pecho fraterno, que abrace tu dolor.

 

Y si entonces la codicia, te privara del amor,

o dejara de tu risa, migajas de pasión...

Ojalá Dios, me dé fuerzas, para no huir de vos,

y no morir por tus puñales, o tu falta de razón. 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una generosa belleza tus preciosas letras amiga
    Saludos felicidad y amistad en Navidad
    Críspulo Cortés



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.