olivia zera

TEC

Es así como te metes entre mí y el traumatismo enfalocraneano, en forma compulsiva y explosiva, completamente impredecible crisis epiléptica detienes mis pensamientos envolviéndome en demencia…

Una total ausencia…

Y es así... como no puedo recordar los tractos nerviosos que mueven mis músculos, pero se de aquellos en el bulbo raquídeo que cortan  mi respiración, aceleran  mi pulso y me inhabilitan.

Y es así otra vez… entre los límites de mi presión arterial que caigo en la obnubilación y el sopor para irme en el sueño y tenerte un segundo o más en la profundidad del coma.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy grata la belleza de tus lindas letras amiga Olivia
    Saludos de amistad
    Críspulo Cortés Cortés
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.