Fabian M. Rops

Sonidos del Arpa Mortal

 

Las sombras te abren paso pues no pueden apreciar tu rostro de mármol, dejan caer sus cabezas como en un acto de sujeción siniestra.

Allí duermes y tus sueños me atacan llevándome cautivo a tu dimensión azul. En la jaula tus planetas cantan mientras se vuelven invisibles.

No llores entristecida por la rebelión de los astros, pues tus lágrimas son lanzas, y mi corazón de barro.

No escondas tras tus cabellos de telaraña los sonidos del arpa mortal. Pues sus acordes me hacen soñar que sueño y si el silencio despertare, también lo he de hacer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.