giuseppe de domenico

sublime encanto vanidoso

en el silencio el viento crece sobre el mar , carga una luna blanca de orilla y un profundo desciende azul en el oceano despedido ,sepultando sus secretos traidos.una estrella propaga una sombra ahogada dentro la vestidura celeste. la lluvia sacudida se reune como una hoja fria propagando un sonido lento. el mar  rigido y muerto protesta a las olas ,preserva la furia humeda porque la noche quede recostada y solitaria.
desde el fondo se levanta  hasta la cima un lamento ardiendo como agua roja como un incendio que clava por adentro esta grandeza. ecos de relampagos deraman lenguas que radican hasta el fin del abismo donde  un mantel  estende esmeraldas marinas. polvo de estrellas blancan las cimas de las nubes que baten sobre la costa como espuma sobre las piedras .



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.