Lozanito13

EN MI QUEVEDO

En mi Quevedo
Busco la fe entre lo cotidiano de una tarde agitada,
Se confunden los sentidos con tantas miradas,
Con el calor que se vuelve incomodo al caminar de prisa,
Un par de creyentes en la iglesia rezan antes de misa,
Marcan las 5 y suenan no tan fuerte las campanas,
Pasa el tráfico entre pitos y gritos de gente apurada,
Autos de pasados años y motos compradas a crédito,
De almacenes oportunistas con plazos inéditos,
La gente camina en la acera con algún destino,
En algunos su pensamiento se sale del camino,
En el parque un par de leyendas charlando en una silla,
En el malecón una pareja jugando a las escondidas,
Con los que pasan por ahí y descubren sus intenciones,
Y así frente al rio se desatan las emociones,
Los obvios besos y caricias de un par de corazones,
Paisajes de una ciudad con ambiciosos sueños,
De tranquilidad efímera y amables lugareños,
Por eso y mucho más que orgullo es ser Quevedeño.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Gratificantes y hermosas letras has escrito amigo Lozanito
    Su lectura ha sido amena y grata...
    Saludos de amistad de Críspulo

  • EL IGNORANTE

    wuaaaaaaaaaau genial prosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.