Catalina

Poema V

Silencio, ronca la piedra
encajonada del Maipo,
solitario, pies al río.

Canta el viento
para si las hojas
que traen partituras
de ángeles dormidos

Se deleitan las nubes
al renacer de los castaños.
Se alegra el sol
al enamorarse de sus ojos.

Duerme, principe duerme,
mientras todo sigue marchando,
menos tus palabras
que guardo y guardo.

Sube el río
como suben las manzanas hacia el árbol,
todo tan natural
como la tristeza del payaso.

Silencio,
ronca la piedra
encajonada del Maipo,
solitario, pies al río.

Comentarios6

  • PoemasDeLaSu

    Una maravillita de poema. Como todos los publicados.
    me encantan. Me emocionan.
    un beso enorme

  • mandarinitha

    Wow
    que hermoso!!
    Duerme, principe duerme,
    mientras todo sigue marchando,
    menos tus palabras
    que guardo y guardo.
    =) un 10!

  • Libra *M*

    "todo tan natural
    como la tristeza del payaso."

    Me has hecho pensar con estos dos versos... Es verdad, en la cara del payaso se percibe la tristeza.

    Muy bonito el poema.

    Petonets,

    Libra *M*

  • Mafeer

    pero que maravilla
    tan natural como tus versos
    saludos

  • celsofernandez

    Que bello poema, que arte en tus versos, felicitaciones, te envio un abrazo.

  • andresmendieta

    me encanta el ordenamiento que das a tus ideas, felicitaciones



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.