Pedro Perez Vargas

A solas, en silencio...

A solas, en silencio, he recordado tus ojos,

Los mismos que cerrabas al entregarme tus besos,

Aquellos que al mirarme,  solían hacerme preso,

Cautivo, siempre dispuesto a satisfacer  tus antojos

 

A solas, en silencio, he recordado tu aliento,

He recordado los besos que me entregaste ayer,

Te recordé estando a solas, en silencio… y sin querer,

En una especie de carcajada, solté una sonrisa al viento

 

A solas, y en silencio, he descubierto tu ausencia,

Recordé tus sonrisas, tus manos suaves de seda…

Tu  cantar en silencio, cuando feliz junto a mí, tú eras,

De tanto recuerdo que tuve, volvió a mí ser,  la paciencia

 

A  solas, y en silencio, volví a sentirte en mis brazos,

Sentí acercar tus pasos y hacerme otra vez tu dueño,

Al despertar, no estabas ahí, debió ser tan sólo un  sueño,

Que te hacías estar junto a mí, fundidos en un abrazo

Comentarios2

  • qhedrich

    tengo uno similar... bajo el mismo concepto de inspiración, se llama: En mis sueños. te felicito me identifico mucho con tus letras ... simplemente excelente.

    • Pedro Perez Vargas

      Gracias amigo qhedrich, me place tu visita y tu atento comentario.
      Un abrazo.

    • El Hombre de la Rosa

      Muy gratificante la lectura de tu poema amigo Pedro
      Saludos de sincero afecto y amistad
      Críspulo el de la Rosa

      • Pedro Perez Vargas

        Gracias mi muy querido amigo Crispulo.
        Siempre muy atento en tu gentil comentario.
        Gracias por tu agradable presencia.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.