Arturo QUINTANA

El Diário de Algunos de Mis Yos

Pues bien, he decidido que es mejor para mis Yos, desprenderme de todas aquellas cosas que me hacen paralizar la conciencia, aceptando que solo existe un Yo.

 

De lo que estoy seguro es que el pasado me ha enseñado mucho debido a que en varias ocasiones tuve el coraje de enfrentar mis otros Yos, hoy soy ese ser que ha soñado siempre con ser feliz y no encontró la forma de hacerlo, o tal vez, ya fui feliz y no lo sabía.

Seré aquel Yo que siente demasiado y que se ha sorprendido de viajar por rumbos desconocidos, en búsqueda de lo incierto, sin mostrar aquellos sentimientos, sin encontrar un sentir verdadero en los otros Yos?

 

Seré aquel Yo que lucha por no resultar lastimado, cuando lastimar forma parte de mi existencia?

 

Seré aquel pequeño ser sin otros Yos que nunca se ha sentido tan indefenso por defender sus ideales, ni siquiera intuir la existencia de mis otros Yos?

 

Seré aquel imbécil que pasa por la vida pensando que todo está bien, que complace a todos para aparecer benévolo y cordial, que solo exhibe un Yo estereotipado y falso como una marca registrada de su absurda conformidad con el medio que lo rodea?

 

… Hoy los he sacado a pasear, contando con que la vamos a pasar muy bien, y decidido a no negarles la diversión, tal vez encontrando un nuevo Yo pues al final de todo, hemos disfrutado nuestros momentos juntos...

Mis inestimables “otros Yos” llegué a idealizarles, es cierto, mas nunca pensé que a lo largo y ancho de esta vida aparecerían por esos caminos nuevos y sorprendentes Yos.

 

Mi “Súper Yo” pensé que siempre estarías ahí, con tus relatos increíbles y tus inusuales formas de ver las cosas, mas a veces le das lugar a los otros Yos multiplicando la cantidad y diversidad de personajes creados, uno para cada situación.

 

Viva la Diversidad!!!

No sabía que tu forma de estar ahí es no estándolo realmente. Mutando permanentemente, reafirmando que en un solo día pueden existir miles de Yos!!!

 

Mi querido Yo, aquel que soy ahora, supongo que tú también tienes muchas preguntas sin resolver, labremos el camino que nos llevará a aclararlas para ser uno en la multiplicidad de muchos.

 

Transformemos lo que sentimos en una nueva y única forma de contar el uno con los otros y todos con el uno.

 

Aventurémonos a experimentar lo que nadie más ha conseguido; atreverse a ser Yo! y ser al mismo tiempo otros Yos interiores, ser inmutable y al mismo tiempo …… interactuando entre todos Nos.

Estas palabras están destinadas a ser compartidas, con mis Yos y con Ustedes lectores, ahora, por este medio puedo hacerlo, gracias a mis “Diversos Yos” que me han ayudado a hablar con el Alma, tal vez a navegar con espíritus remotos, el Alma de quien encierra miles de sentimientos rezagados.

 

Existen Miles de decires nunca dichos, miles de cosas que intenté decir pero no tuve el coraje, ni la hora propicia, ni el lugar apropiado, para ti, para mí, para otros, el tiempo cura todas las heridas.

 

Para el Yo enigmático, el tiempo es un conciliador, un amigo que te ayuda a aventurarse en territorio desconocido en los laberintos del espacio sideral, vacio, frio y oscuro, me concilia con el pasado, con las tres dimensiones, las leyes de la física, la mística y la crueldad de la realidad existente

 

Tiempo y espacio han entablado una batalla a muerte, lo que el primero pudo rescatar, el segundo se encargó de ahuyentarlo, lo rescatado por el primero fue disperso por el segundo, y segundo a segundo fue desdeñado en la insondable inmensidad del espacio y el tiempo.

 

El Yo libre necesitaba de espacio, mientras que los otros Yos demandaban de tiempos, tiempos encadenados, secuenciales, dentro de espacios planetarios.

 

Si el tiempo cura las heridas, debe siempre haber otros Yos que cuiden de las cicatrices, pues hay sentimientos del alma que no desaparecen con la distancia.

 

No busquemos Yos culpables, hagamos algo por exaltar los Yos sobrevivientes.

¿Es que sabemos algo acerca de los sobrevivientes?,

 

¿Cuál de mis Yos es el que está redactando esta Prosa?,

 

¿Acaso sirve de algo poner de acuerdo a todos mis Yos?,

 

¿Quién de ellos logrará terminar esta historia?............

 

 

 

Prosa Germinada de;

Arturo QUINTANA

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.