Diletante

A UNA MUJER VANIDOSA

No eres estrella personificada

que so en el cielo está y jamás desciende.

Mujer de las "alturas", ¿quién te entiende?

o ¿quién le da derecho a tu pensada?

 

Si de la noche fueses codiciada

no fuera sombra en tí cuanto trasciende;

en todo caso, aquesto es que te ofende

y yo que muero por callarme nada...

 

Vivamos, pues,  de tan imaginada

altura que de bajo se desprende

y de pasar por alto esta pasada...

 

Baste lo que de tí se sobrentiende:

que a luminosidades no eres dada

sino a lo que de nieblas condesciende. 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Gratificante sabor poetico tiene la lectura de tu bello soneto amigo Elmer
    Saludos de amistad de Críspulo

    • Diletante

      Gracias amigo de la Rosa, éxitos abundantes.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.