Rosa del desierto

DESMOTIVADA

 

A veces

las motivaciones ruedan

arrastrándose en el piso,

se alejan de tal manera

que la mirada no puede encontrarlas.

Entonces…

la piel se pega de las sábanas

y una serpiente sube por las piernas

clava sus colmillos

y se hace imposible levantarse.

Su veneno corre por las venas

y se derrama la luz de tus entrañas

¿cómo retomarla?

Simplemente

dejas que se caiga el mundo

porque tú,

ya estás derrotada.

Comentarios5

  • Dexter UK

    Que desmotivador...

    • Rosa del desierto

      En serio? No lo habia notado...

    • El Hombre de la Rosa

      Un gratificante placer haber leido tus preciadas letras amiga Rosa del Desierto
      Un abrazo de amistad y afecto de Críspulo
      El Hombre de la Rosa

      • Rosa del desierto

        Amigo... definitivamente tengo que agradecerle su presencia, es usted muy constante. Saludos

      • joaquin Méndez

        Que bonita amiga es un placer.
        Abeazo.

        • Rosa del desierto

          Qué son Abeazos? En todo caso, te envío uno a ti también.

          • joaquin Méndez

            Son abrazos, es que tuve un fallo técnico, jijiji.

          • JUAN ROMERO SOTELO

            "cuando ya no te quieran...
            es cuando el rocío llorará de amor en la campiña...
            cuando ya no te quieran...
            guarda tus amores y lementales principios...
            y espera el fulgor de la mañana..."

            MUCHOS SALUDOS HERMANA POETA...ME GUSTARON TUS LETRAS...
            TIENES TALENTO...GASTALO EN TU POESIA...VALE LA PENA...

            • Rosa del desierto

              Tal vez el asunto no tiene que ver con que ya no me quieran, sino con que ya yo no quiero. Cuando uno siente que ya no quiere pierde las motivaciones. El amor es la principal motivación, sobre todo el amor por la vida.

            • Incog-nito

              Te dejo aqui un poema de Pedro B. Palacios, muy conocido. Nada de lo que pueda decir va a transmitir mejor la idea que como ya lo ha hecho este poeta:

              No te des por vencido ni aun vencido
              no te sientas esclavo ni siendo esclavo
              trémulo de pavor, siéntete bravo
              y arremete feroz si estas herido

              Ten el tesón del clavo enmohecido
              que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo
              No la cobarde estupidez del pavo
              que amaina su plumaje al primer ruido

              Sé cómo Dios que nunca llora
              o como satanás que nunca reza
              o como el robledal que en su grandeza,
              necesita el agua y no la implora

              Que muerda y vocifere vengadora
              ya rodando en el polvo tu cabeza.

              • Rosa del desierto

                Cuando se ha hecho eso por mucho tiempo, llega el agotamiento. Pero no te preocupes, eso pasa y uno renace con mayores bríos. Gracias.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.