Donaciano Bueno

Me gusta Quito

¡Quito es tan chiquito!
Quito es un pueblito
muy coqueto y pequeñito,
en sus calles se desliza despacito
o se sube directo al infinito.
¡Quito es un rinconcito rebonito!.
 
Quito sabe a mango y a papaya,
a frutillas del bosque y a guayaba,
a sabores tropicales sabe Quito,
Quito es un cóctel de frutas exquisito.

Quito baila al ritmo de un pasillo*,
suena el estribillo y el alma se impregna de emociones,
de tristeza y de paz los corazones,
mientras, paciente, les observa "el panecillo"**.

En Quito, limpio y lindo, la espiritualidad se palma,
de sus poros aflora la esencia de su alma,
los místicos recuerdos de sus antepasados,
todas las sensaciones se perciben en su halo.

Quito vive y siente como vive la gente,
amable, dicharachera y siempre sonriente,
en todos los rincones se palpa la cultura y el arte está presente,
el futuro de Quito es claro y limpio como el agua de la fuente.

Quito huele al perfume que desprenden sus múltiples iglesias
haciendo bailar los incensarios
al mismo ritmo que repican las campanas
de sus también innumerables campanarios.

Quito es un trocito
del paraiso terrenal,
para vivir, para pasear, para soñar
Quito es mi sitio favorito.
¡Quito, cómo me gustas, Quito!

Comentarios1

  • quinde62

    Qué lindo. Como quiteña no puedo más que sentirme halagada y agradecida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.